jueves, febrero 23, 2006

La Importancia de Llamarse

  • ¿Será acaso que los nombres nos entregan ciertas características a nuestra personalidad?...
Ya sea por seguir la tradición familiar, por la moda impuesta por la televisión, las revistas o hasta incluso el azar, los padres en el momento que eligen el nombre para sus hijos, saben exactamente cual es el mejor, incluso antes de nacer. Aunque no falta la madre que al estilo de los dichos de Cecilia Bolocco, quiere ver cómo es la carita de la guagua para saber cuál le acomoda mejor. Pero qué efecto causa esta decisión en estos pequeños, es lo que, a través de una técnica o método llamado psicomagia, se intenta averiguar.
Todas las acciones condicionan una respuesta de parte del resto de las personas. Así también el acto de nombrar tiene de por sí un componente emocional muy fuerte, en el sentido de que otorgan ciertas condiciones y cargas energéticas a lo nombrado.

Quizás el secreto es poder saber de qué hechizo se trata, así como en los libros de encantamiento donde el sólo conocimiento de éste hace que se rompa. Algo así es lo que explica Alejandro Jodorowsky, el conocido novelista, poeta, director, actor, maestro lector del tarot y además, creador del método de investigación terapéutico que él mismo incluyó dentro de la Genealogía (Árbol Psicogenealógico), mediante el cual se explica la existencia de la gran cantidad de influencias psíquicas -heredadas a través de las generaciones-, que controlan inconscientemente, las creencias y conductas.

"Darse cuenta de esos viejos roles familiares heredados, es un acto de intuición y maestría que pocos logran. Y si así es, muchos menos conocen como podrían impedir esos condicionamientos", explica.

Según la teoría de Jodorowsky, todos somos víctimas de una especie de trampa energética a través del nombre, explica el psicólogo Clínico Christian "Wolf" Vidal, quien participó en todos los talleres realizados por el escritor en Chile.

El carácter de las personas depende del medio donde se desarrollan, sus familias de origen o factores genéticos, pero en el aspecto psicológico incide en gran medida el potencial energético significante de su nombre, por ello, una de las reglas fundamentales que se recomienda es que no se repitan nombres en un mismo árbol familiar, pues éstos se cargan con las vidas de los antepasados.

"Una persona que se llama Cristian o Cristóbal, tiende a ser un reflejo de sus padres, porque es la analogía de Cristo que viene a salvar a toda la humanidad", explica Vidal, quien adoptó el pseudónimo "Wolf" (por el que había sido llamado de cariño por sus amigos) como una forma de rebelarse al significado de su nombre, explicó el profesional.

Estamos para bien o para mal marcados por las circunstancias, como defensa nos queda, al menos, conocer de donde vienen estos estigmas para salir de los laberintos en los que nos quedamos atrapados.

El nombre de "Psicomagia" se debe a la forma cómo un acto afecta la mente de las personas, de la misma forma como lo hace un mago ante los ojos del espectador, de quien captura su atención consciente mientras trabaja con el subconsciente. Toda esta terapia es desarrollada a través de actos simbólicos con los que la mente se libera de sus traumas y logra poco a poco avanzar.

Las interpretaciones pueden ser muchas, ya que a veces se relaciona los nombres de personajes importantes a través de la historia, de ellos se extrae características y se plantean hipótesis sobre el carácter de la persona.
NOMBRES QUE MARCAN
Entre teorías e interpretaciones, te daremos como muestra un botón… y a continuación presentaremos un pequeño listado de los 12 nombres más comunes entre los chilenos, nómina que realizó, a través de estadísticas seguidas históricamente, el Servicio de Registro Civil e Identificación.
  • José: Nombre de origen hebreo. Significa "Al que Dios engrandece". Las personas que reciben este nombre suelen ser sociables y amenas con sus amistades. Son humildes y sacrificados, ya que José era el nombre del padre de Jesús, un carpintero que aceptó la paternidad del hijo de María. Se trata en general de personas cariñosas y con un concepto de familia unida.
  • Carmen: Nombre de origen latino, significa "La viña de Dios". Este nombre representa a personas de naturaleza honesta, inquieta e independiente. En general, saben escuchar a los demás, son muy leales, solidarias y de carácter fuerte, que disimulan por su agradable forma de ser. Son personas decididas y tajantes en sus decisiones, por lo que a veces las relaciones con ellas son difíciles.
  • Luis: Nombre de origen germánico, significa "famoso en la batalla". Son personas en general marcadas por un gran magnetismo personal, tesón, aguante e instinto de conservación para saber esperar el mejor momento y mantener sus logros. Son un poco delicados en su trato personal, esto debido a que en Francia se cargó mucho del carácter principezco de quienes lo tuvieron como nombre.
  • María: Nombre de origen arameo, significa "señora que guía" y en hebreo "la elegida" Quienes poseen este nombre no pueden escapar de la estrecha relación que existe ente ellas y la Madre de Jesús, en cuanto a sus virtudes y limitaciones. Son idealistas, sensibles y amables en el trato. Son personas, que en general tienen problemas con su sexualidad y de culpabilidad respecto a este tema, debido a que la Virgen María concibió sin tener sexo.
  • Antonio: Nombre de origen griego. Significa "Aquel que destaca entre todos" Quienes tienen éste por nombre son comunicativos, independientes y con una gran energía. Son ambiguos sexualmente, debido a que se trataba de un nombre común entre los luchadores en el teatro griego y se ha comprobado que de esa lucha cuerpo a cuerpo surgió el gusto por los de su mismo sexo.
  • Andrea: Nombre derivado de la raíz griega "Andros" significa "Aquella que es robusta y fuerte". Este nombre es utilizable para ambos sexos, aunque se deriva de Andrés. Tienen características masculinas, detalles que todos deberíamos tener, para poder relacionarnos con el sexo opuesto sin depender del otro.
  • Juan: Nombre de origen hebreo. Significa "Pleno de gracia" Se trata de personas de carácter intuitivo, leal y emprendedor.
  • Alejandra: De origen griego, derivado de "Alexandros", significa "Aquella que protege a los hombres". Versión femenina del nombre Alejandro. También válido Alexandra. Este nombre lo llevaron Papas, zares rusos y reyes servios, por lo que marca una línea de elegancia en su actuar a quienes lo llevan.
  • Carlos: Nombre de origen germánico. Significa: "hombre maduro, hombre experto". Les gusta dominar las situaciones, a veces son exigentes con los demás, así como también consigo mismo.
  • Rosa: De origen latino, significa "linda como una rosa", haciendo referencia a la flor que lleva el mismo nombre también está en su naturaleza el querer sobresalir, ser alegre y simpática para caer en gracia con el resto. Les gusta llamar la atención en un grupo (“ser florerito de mesa”)
  • Manuel: De origen hebreo, procedente del nombre bíblico Emmanuel, significa "Dios nos acompaña". Son personas muy sociables, intuitivas, extrovertidas y algo obsesivas, en el sentido de no dejar de lado ningún detalle, en lo laboral y en lo afectivo.
  • Mercedes: Nombre de origen español derivado de la raíz latina, significa "aquella que viene a liberarnos". Representa a personas muy observadoras y que siempre quieren aprender cosas nuevas. Son personas dispuestas a servir a poderes superiores, por lo que siempre le serán leales, pero sólo con alguien con más autoridad.

0 Comenta Aquí:

Actualmente leyendo...

Actualmente leyendo...
"El Club Dante" (Mathew Pearl)

Y Ud ¿QUÉ LIBRO ESTÁ LEYENDO?

Recientemente lei
"El Zahir", un libro del autor Paulo Coelho.
A través de esta lectura se puede explorar un aspecto que raya en lo autobiográfico del autor, pero que es un viaje a las emociones se tienen en pareja, y cómo es que la cotidianeidad juega en contra con la posibilidad de crear lazos más fuertes (LEER MÁS)

CINE ENTRE LINEAS

CINE ENTRE LINEAS
HANCOCK (Haz clic para leer...)