jueves, febrero 01, 2007

PATINAJE DEPORTIVO: “ROLLER” DE CORAZÓN



Afición o deporte de fin de semana para unos, mientras que para otros una disciplina tan compleja que supera el nivel de equilibrio que pueden controlar y miran de lejos cómo grupos de niños y jóvenes dominan los patines en la pista.

Fotografías y texto: María Eugenia Gajardo S.

A pesar del paso de los años, el patinaje se ha mantenido y más aún, consolidado como una de las disciplinas deportivas que más llama la atención de jóvenes, niños e incluso de adultos en temporada de primavera-verano en la ciudad, debido a la posibilidad de realizarla en espacios abiertos.

Esta preferencia no es gratuita, ya que estudios demuestran que la práctica del patinaje en línea o “roller” -como es más conocido- entrega beneficios que lo ponen a la par con la bicicleta y el ejercicio de correr. Para la investigación se midió que durante un tiempo de 30 minutos de patinaje con velocidad moderada el cuerpo quema un promedio de 285 calorías y de esta cantidad se puede subir de acuerdo a la velocidad y tiempo por el que se desarrolle la actividad.

Además, el mismo estudio estableció una serie de beneficios anaeróbicos, ya que se dan en la medida que fortalecen la musculatura, en muslos, piernas, caderas, glúteos, extremidades superiores y los hombros, gracias al braceo natural que se da con mayor intensidad que cuando se camina.

¿Qué se necesita?
Para practicar este entretenido deporte se requiere de patines que no sean de plástico, ya que éstos son muy rígidos, poco estables y se rompen con facilidad, explica Orieta Saavedra, instructora de patinaje.

Igualmente Saavedra pone énfasis en que cuando se quiera adquirir un par de roller es necesario fijarse en el material de las ruedas, los rodamientos, sistema de frenos y la calidad del artículo en general, ya que muchas veces se puede pagar un bajo precio, pero con ellos no se logra avanzar con normalidad y se corre el serio riesgo de una caída.

“Acá la mayoría llega con los patines que tiene, muchos de plástico que son más de entretención, pero lo más normal es que después se tengan que modificar, cambiarle las ruedas a unas más grandes que resistan”, afirma Orieta.

Seguridad
Los golpes nunca faltan en esta disciplina y es que como la mayoría de los aprendizajes, se necesita del valor para enfrentar las caídas y de evitarlas a través de una adecuada elongación, uso del equipo básico de seguridad, que consta del casco, muñequeras, rodilleras y coderas.

Se debe tener en cuenta las siguientes consideraciones: el casco debe ajustarse a la cabeza; las coderas protegen los codos de las lesiones que pueden producirse a raíz de una caída; las muñequeras deben estar hechas de una pieza de plástico resistente que evite una fractura o dislocación; las rodilleras deben ajustarse a la rodilla de manera que no se suelten al aterrizar en el suelo.

Lo recomendable tanto en rodilleras, como en los protectores de los codos es que sean de material acolchado y no sean rígidas, ya que de esa forma no se ofrece resistencia ante una eventual caída, además de mantener en una posición poco estable al músculo mientras se ejercita, explica la especialista.

Los lugares donde patinar en la ciudad no son muchos, a excepción de algunas plazas y parques, ya que se requiere de un pavimento liso, ojalá sin muchas curvas ni subidas que compliquen al deportista. Se recomienda para esto no usar calles de tránsito vehicular ni carreteras.

Atención, Niños Manejando
La práctica del roller como entretención no tiene límite de edad, ya que la pueden desarrollar niños desde los 4 años hasta personas adultas. Los niños en esto tienen una gran ventaja, destaca Orieta, ya que además de resultar muy beneficioso para ellos en su crecimiento, en la creación de hábitos y en la disciplina que otorga el deporte, son capaces de aprender con más facilidad que un adulto.

Para Lucía, una niña de 10 años, lo más complicado de aprender fueron las curvas, pero luego de 2 años de constantes ensayos en el club deportivo donde participa, ya no hay nada que la detenga en sus prácticas.

El temor a un accidente, problemas de equilibrio y el sedentarismo son algunos de los factores que mantienen a los adultos más lejanos al patinaje, pero como explica Saavedra, “lo principal son las ganas de aprender, el entusiasmo y el uso correcto de todo el equipo necesario”

Asimismo destaca que los padres que quieran incentivar este deporte en sus hijos en un nivel más competitivo, deben tener en cuenta que mientras más pequeño lo enseñen es mejor, ya que “con 13 años, el niño ya puede ser seleccionado nacional, así que si llega a esa edad a aprender recién, entonces ya llegó tarde”, afirma.

2 Comenta Aquí:

Marisol Mena dijo...

Puedo inscribir a mi hija de 10 años en un curso en el parque o'higgins? y que tengo que llevar

Kenita dijo...

Si se puede inscribir a niños en el mismo parque o'higgins, para lo cual debe cancelar mensualmente 5 mil pesos y hablar con Orieta Saavedra, quien es la isntructora oficial de patinaje del Club deportivo Rocket Roller Race, donde asisten niños y adultos de diferentes edades y comunas de Santiago.

Actualmente leyendo...

Actualmente leyendo...
"El Club Dante" (Mathew Pearl)

Y Ud ¿QUÉ LIBRO ESTÁ LEYENDO?

Recientemente lei
"El Zahir", un libro del autor Paulo Coelho.
A través de esta lectura se puede explorar un aspecto que raya en lo autobiográfico del autor, pero que es un viaje a las emociones se tienen en pareja, y cómo es que la cotidianeidad juega en contra con la posibilidad de crear lazos más fuertes (LEER MÁS)

CINE ENTRE LINEAS

CINE ENTRE LINEAS
HANCOCK (Haz clic para leer...)